Tomar agua de limón forma parte del ritual matutino saludable. Son muchas las ventajas de esta sencilla practica. Quien se atreve a ponerla en marcha aprecia sus rápidos beneficios en su equilibrio esencial, y es que empezar el día con un vaso de este elixir aumenta la resistencia a las enfermedades.

Entre las cualidades destacables hay que resaltar su acción antibacteriana y antiviral gracias a su gran aporte de vitamina C. De hecho, 100 gramos de limones aportan 53 mg, lo que la convierte en una fruta relevante para potenciar el sistema inmunológico.

El agua de limón es un alimento ideal para alcalinizar la sangre y equilibrar el pH. Siendo el organismo completo el que manifiesta una bajada de acidez; incluyendo el ácido úrico en las articulaciones, que es una de las principales causas de inflamación y dolor.

Esta limonada temprana ayuda y facilita la evacuación intestinal aliviando otros trastornos digestivos como gases y flatulencias, de tal manera que prepara el tubo digestivo para la absorción y asimilación de los nutrientes presentes en el desayuno.

Tiene acción regeneradora antioxidante y detoxificante hepática frente al daño celular que aparece por alcohol y tabaco. En hígado graso por sobrepeso, es recomendada su ingesta por cooperar como “quema grasas” natural.

Como curiosidad comentar que el limón es uno de los pocos alimentos que contienen iones con carga negativa, proporcionando al cuerpo más energía y contrarrestando los prejuicios de los radicales libres presentes en los tejidos.

Además refresca el aliento, ayudando a mantener sana la mucosa de la boca evitando gingivitis y sensibilidad dental.

Por todo esto, no olvides tomar tu limonada, a poder ser tibia, cada mañana.

Cris Parga

agua limón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espera...

Suscribete a mi web

Quieres ser notificado cuando un artículo es publicado? Apunta tu email y nombre debajo.
A %d blogueros les gusta esto: