La higiene de la boca es de importancia capital para el equilibrio de la salud. No es suficiente el cepillado de dientes después de las comidas principales, tenemos que ir a la limpieza de toda la mucosa oral.

La mucosa oral forma parte del tracto digestivo superior; se extiende del borde rojo de los labios hasta la zona de la bucofaringe, tiene como techo el velo del paladar hasta el borde superior de la epiglotis y parte del suelo está tapizado por la lengua. Esta región anatómica es una vía de entrada y absorción no sólo de comida y aire, sino también de todo tipo de microorganismos patógenos oportunistas como la Candida albicans o el Streptococcus.

La ancestral medicina ayurvédica sabía esto y desde la antigüedad hasta nuestros días ha utilizado esta limpieza oleosa para mantener a raya VIRUS, bacterias y hongos. Los actuales médicos hindúes nos cuentan que es una cura capaz de tratar más de treinta enfermedades sistémicas.

Se ha comprobado que el Oil Pulling es eficaz como tratamiento en gingivitis, mejorando la salud de las encías, reduciendo significativamente la placa dental, previniendo caries, eliminando la halitosis y combatiendo afecciones de garganta. Su efecto desintoxicante es notorio también en la piel, ayudando en procesos de acné, eczema y psoriasis.

El Oil Pulling es ideal realizarlo por la mañana en ayunas después del raspado de lengua. Este enjuague bucal se practica por un periodo de 20 minutos, aunque si te inicias en el, puedes empezar por 5 minutos e ir aumentando el tiempo hasta el ideal recomendado. El proceso tiene como beneficio añadido el trabajo de los músculos de la mandíbula y articulación temporomandibular ATM, aliviando dolores de cabeza, bruxismo y tensiones acumuladas por estrés.

PROCEDIMIENTO

  • Opta siempre por un buen aceite de coco 100% ecológico y en su defecto puedes usar aceite de semillas de sésamo.
  • Toma una cucharadita de postre de aceite de coco, procede al enjuague.
  • No hagas gargarismos.
  • Transcurrido el tiempo libera el aceite ya emulsionado sin tragarlo.

En el momento notarás tus labios mucho más suaves, tu boca más jugosa y tus dientes mucho más brillantes!

Cris Parga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espera...

Suscribete a mi web

Quieres ser notificado cuando un artículo es publicado? Apunta tu email y nombre debajo.
A %d blogueros les gusta esto: