Son muchos los beneficios que aporta esta sencilla técnica a nuestra salud. Hay que tener en cuenta que la piel es el órgano más grande del cuerpo, ocupando unos 2 metros cuadrados y pesando unos 5kg. Está llena de vasos circulatorios, su manto ácido impide el paso de bacterias y hongos, haciendo de la piel una barrera protectora. Al estar poblada por glándulas sebáceas y sudoríparas convierten a este gran órgano en el mayor emuntorio excretor corporal. Su función metabólica permite que el cuerpo produzca vitamina D frente a la exposición al sol; a nivel sensorial contiene células nerviosas empaquetadas densamente que actúan como mensajeros para el cerebro.

Valorando todo lo anterior, la piel es crucial en nuestra interacción con el mundo, de ahí que también sea crucial su optimo cuidado y desintoxicación.

El cepillado en seco es un buen aliado para rejuvenecer, oxigenar, activar y dar energía al cuerpo. Es también una manera muy amable de darse masaje con capacidad de eliminar células muertas y retirar las toxinas que de forma natural el cuerpo ha depositado en la piel mientras dormimos.

En el área de las piernas estimula la circulación de la sangre evitando arañas vasculares y promoviendo la circulación venosa de retorno, descongestionando así las venas varicosas. El incremento de esta circulación ayuda también a drenar el sistema linfático, eliminando el exceso de líquido, mejorando el tejido adiposo y reduciendo la celulitis.

Es una forma sana de exfoliar y mejorar el aspecto de la piel sin usar productos químicos o agresivos. El body brushing contribuye a desintoxicar el cuerpo e impulsar al sistema inmunológico liberándolo.

Cómo hacer el cepillado en seco:
1. Asegúrate de que el cepillo que eliges es de cerda natural y muy suave. Tu piel debe de estar seca y sin ninguna crema o loción. Si es la primera vez que lo usas, hazlo despacio para evitar irritar la epidermis.
2. Con el cepillo seco empieza a cepillar suavemente la piel haciendo movimientos de barrido largo a partir de los pies hacia arriba. En las zonas de las rodillas se puede insistir sin apretar con movimientos circulares; seguir hasta terminar en las ingles.
3. Cepilla el abdomen desde el centro en movimientos circulares hacia fuera, y luego desde el ombligo hacia el corazón, evitando las areolas mamarias.
5. A continuación, trabaja desde las manos hacia los codos, los hombros y el pecho. Cepilla el cuello hacia la clavícula. Continúa desde la parte baja de la espalda hacia arriba. Observa que has hecho bien todo el recorrido corporal hasta cepillar el cuerpo entero. En 7 ó 10 minutos habrás terminado.
6. Después haz la ducha normal usando un gel natural sin parabenos, sulfatos ni siliconas. Para terminar aplica un aceite de caléndula.
7. Para la cara usa un cepillo pequeño facial.
8. Cuando termines, lava los cepillos y déjalos secar.

El body brushing lo puedes realizar a días alternos si tu piel es normal. Si tienes algún problema cutáneo, consulta a un especialista antes de comenzar. Si eres de piel sensible, es mejor realizarlo una vez en semana.

En unos días notarás los cambios y estarás con la piel mucho más viva y vital!

Cris Parga

 

2 thoughts on “BODY BRUSHING, cepillado corporal en seco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espera...

Suscribete a mi web

Quieres ser notificado cuando un artículo es publicado? Apunta tu email y nombre debajo.
A %d blogueros les gusta esto: