El hígado es responsable de la desintoxicación del cuerpo. Es también el órgano más voluminoso de nuestra anatomía pesando alrededor de un kilo y medio. Desempeña funciones vitales indispensables para nuestro equilibrio interno, como la desintoxicación de sustancias nocivas, la síntesis del metabolismo y el almacenamiento de energía y vitaminas.

El hígado actúa como un auténtico filtro que recoge y elimina numerosas toxinas presentes de forma natural en los desechos producidos por nuestro organismo, como el amoniaco o toxinas que ingerimos en alimentos nocivos, bebidas alcohólicas o fármacos.

Se encarga del metabolismo de los carbohidratos, lípidos y proteínas, secretando la bilis, elemento esencial para nuestra digestión. Además, evita hemorragias a través de un proceso de coagulación.

Es un contenedor de vitamina A, D, E, K, hierro y glucógeno (hidratos de carbono). En él se almacena energía en forma de azúcar que se pone a disposición de nuestro equilibrio y organización interna.

Este gran órgano es capaz de alterar los compuestos químicos para que puedan eliminarse de una forma segura. Los subproductos se excretan de la bilis o la sangre. Los subproductos biliares ingresan en el intestino y salen del cuerpo en forma de heces. Los subproductos sanguíneos se filtran en los riñones y salen del cuerpo en forma de orina.

Dada su importancia, es fundamental seguir unos hábitos que favorezcan su liberación, de ahí esta propuesta. La Bebida de Polaridad está diseñada para limpiar, purificar y restaurar el funcionamiento normal de hígado, la vesícula biliar y los riñones.

Ingredientes:

1 pomelo rojo (o naranja) sin piel y cortado a trozos.

1 limón pelado.

1 rodaja de raíz de jengibre fresco pelado.

1 o 2 cucharadas soperas de aceite de oliva de primera presión en frío (empezar con menos e ir subiendo a la medida recomendada para su mejor tolerancia).

1 o 2 dientes de ajo fresco, también puedes sustituirlos por 1 cápsula de ajo desodorizado y tomarla con la Bebida de Polaridad.

2 cucharaditas de semillas de lino molidas.

1 pellizco de pimienta de cayena.

Pon todos los ingredientes en la batidora, cúbrelos con agua y mézclalos. Para percibir todas sus propiedades te recomiendo beberlo muy despacio, mezclando a conciencia la bebida con la saliva antes de tragarla.

La Bebida de Polaridad es recomendable tomarla por la mañana en ayunas durante dos o tres semanas seguidas.

Feliz depuración!

Cris Parga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espera...

Suscribete a mi web

Quieres ser notificado cuando un artículo es publicado? Apunta tu email y nombre debajo.
A %d blogueros les gusta esto: