El Drenaje Linfático Manual DLM consiste en la activación de la circulación linfática, mediante un masaje suave. Su finalidad es estimular la contracción automática tanto de los vasos como de los ganglios que forman el sistema linfático, para conseguir una mejor y más rápida evacuación del exceso de líquido intersticial (edema), el cual acabará desaguando en el sistema venoso.

Esta técnica es clave para la recuperación de procesos postquirúrgicos, postraumáticos y postumoral, mastectomía o en problemas linfáticos y venosos de miembros superior e inferior.

También está totalmente indicada tras cirugía estética, como abdominoplastia, liposucción, aumento o disminución de pecho u otras intervenciones.

Efectos del DLM

  • Estimula y mejora la circulación linfática y la circulación de retorno.
  • Ayuda a absorber edemas y linfedemas.
  • Regula el equilibrio hídrico del organismo.
  • Aumenta la producción de linfocitos estimulando el sistema inmunológico.
  • Estimula la función renal.
  • Baja la presión sanguínea.
  • Favorece la regeneración de los tejidos.
  • Actúa sobre el sistema nervioso sedándolo.
  • Desintoxica y depura el organismo.
  • Acelera la cicatrización y la recuperación.
  • Rejuvenece la piel.

Indicaciones del DLM

  • Edemas en embarazo, premenstrual, renales, postoperatorios y postraumáticos.
  • Piernas cansadas o hinchadas.
  • Afecciones del aparato digestivo, estreñimiento.
  • Reducción de peso, celulitis.
  • Artritis, artrosis, fibromialgia.
  • Dolor de cabeza, stress, insomnio, ansiedad.
  • Hipertensión.

Cris Parga

Linfedema

Espera...

Suscribete a mi web

Quieres ser notificado cuando un artículo es publicado? Apunta tu email y nombre debajo.
A %d blogueros les gusta esto: